Budapest en 2 días

La aventura de 48 horas por La Perla del Danubio

DISCOVERING THE WORLD, DISCOVERING BUDAPEST

Si tienes la suerte de viajar durante 48h a Budapest, disfrutando de 2 días completos en la capital, nuestra guía de viaje a Budapest en 2 días está hecha totalmente para ti.

Viajar a Budapest 2 días es una de esas aventuras de «sin prisa, pero sin pausa», ya que la ciudad es bastante grande. De manera que, como hay mucho que ver en la capital, te aconsejamos preparar muy bien tu viaje y elegir un método de transporte para moverte en Budapest en las distancias medias / largas (metro – tranvía – bicicleta). 

En esta aventura, vas a recorrer Buda y Pest enteras paseando por la mayoría de sus principales puntos de interés. También, degustarás la gastronomía húngara más típica y tradicionalcatarás (mucha) cerveza local en los míticos Ruin Bars de la capital y vivirás una auténtica experiencia magiar bañándote en las termas más famosas de Budapest.

¡Te esperan unas increíbles (e intensas) 48 horas!

Para este primer día de que ver en Budapest en 2 días hemos dividido tu ruta en dos partes. Por la mañana irás desde el Gran Mercado Central , hasta el impresionante Parlamento de Budapest. Dado que visitarlo por dentro es un must, te recomendamos reservar con antelación tu visita por el Parlamento.

Una vez visitado, lo mejor es que comas en la zona de y de esta forma, estés a medio camino de tu ruta de tarde. Terminarás a la hora de comer y partiendo de la Avenida Andrassy, te dirigirás hacía las Termas Széchenyi donde disfrutarás de una buena sesión de relax en los baños. Para terminar tu día, te invitamos a que visites uno de los más famosos Ruin Pubs de Budapest, el Szimpla Kert.

Te recomendamos te levantes temprano para tener tiempo para todo. 

1. Puente de la Libertad

Empezarás tu ruta del sábado paseando por el famoso Puente de la Libertad, haciendo check al must de hacerte una foto en este instagrameable lugar. De los 9 puentes que cruzan el Danubio para unir Buda con Pest, el Puente de la Libertad es el más corto de todos. Diseñado por János Feketeházy entre 1894 y 1896, con el nombre de puente Francisco José, en honor al emperador Francisco José I de Austria, sufrió algunos daños durante la Segunda Guerra Mundial. A lo largo de su historia ha ido sufriendo renovaciones y con la última de 2007 lo hicieron transitable, de modo que las bicicletas, los coches y los peatones circulan por los lados del puente y los tranvías se sitúan en la parte central.

Desde entonces, el puente ha crecido en popularidad y se ha convertido en el segundo puente más famoso de todo Budapest. Te recomendamos vayas si puedes, también al atardecer cuando se encienden las luces del puente y el recorrido se vuelve realmente un espectáculo.

¿SABES QUIÉN FUE JÁNOS FEKETEHÁZY?

Uno de los principales ingenieros húngaros de finales del siglo XIX por la construcción de puentes ferroviarios y de carreteras en Hungría. Sus mayores logros en Budapest se relacionan con el Puente Elisabeth (Erzsébet-híd) y el Puente de la Libertad (Szabadság-híd). También, se le atribuyen algunas construcciones civiles, como el techo de la Estación de Ferrocarril del Este (Keleti pályaudvar)Asimismo, diseñó el puente de carretera sobre el Tisza en Szeged, los puentes de Komárom y también los puentes ferroviarios del Tisza en Szolnok y Poroszlo; y en tierras bajas del Danubio.

Budapest en 1 día

2. Mercado Central

A escasos metros del Puente de la Libertad, encontrarás el famoso Mercado Central de Budapest (Nagy Vásárcsarnok), también conocido como el Central Market Hall. Y, es que como la gastronomía ocupa una gran sección en la cultura húngara (destacando especialmente sus sopas, guisos, encurtidos, embutidos y pasteles),  también debía ocupar una gran lugar en Budapest. No puedes perderte la esencia mercado cubierto más grande de la capital de Hungría y clasificado como más bonito de Europa en 2013.

Fue inaugurado en 1897, para aquél entonces era un edificio moderno en estilo neogótico que contaba con una fachada impresionante. Y, aunque hoy día se puede decir que es «antiguo»,  gracias a su encanto local, ambiente fresco y arquitectura es uno de los sitios más concurridos por los visitantes y habitantes de la ciudad. 

El edificio se divide en tres plantas, que a continuación te explicamos más a detalle con sus horarios:

Planta -1: Pescadería y Encurtidos

En la -1 (sótano),  podrás encontrar la pescadería y encurtidos. Muy poquita gente llega a descubrir las escaleras que te llevan hasta él y entonces niegan haber visto pescado en el Mercado Central, algo que tampoco sería de extrañar ya que por la geografía y gastronomía húngaro es un producto no tan habitual de consumo como en la cultura mediterránea. No obstante, verás que si lo venden y sirven en algunos restaurantes.

Planta 0: Mercado general

En la 0 (principal, a nivel de calle), encontrarás el mercado de frutas, verduras y hortalizas, carnicerías y charcuterías, además de puestos de venta de miel, especias y bebida local. También, puedes encontrar alimentos como fuagrás envasado, guirnaldas de pimentón (páprika) deshidratada, bolsitas y latas de páprika en polvo, una gran variedad de embutidos, quesos y mieles de todo tipo. Los productos que encontrarás en esta planta son de buena calidad, de hecho los vecinos locales de la zona van a comprar semanalmente aquí. Los trabajadores son atentos y amables, la limpieza del mercado es muy buena; además tampoco hay malos olores.

Planta +1: Restauración y souvenirs

En la +1 (planta superior), encontrarás restaurantes y puestos de comida típica húngara estilo street food, así como langós o goulash. Sin embargo, comer en el Mercado Central es algo que no hemos hecho (ni tampoco recomendamos) ya que suele estar masificado en las horas clave (y resulta algo agobiante). Además, hay mejores ofertas y productos de mayor calidad en otros sitios para comer en Budapest tal y como podrás descubrir en nuestra guía gastronómica. También, podrás encontrar en esta misma planta las múltiples tiendas de souvenirs, donde venden desde artesaníascerámicas, imanes y figuras típicas, hasta bordados y trajes regionales; además de productos de piel, como bolsos, carteras y gorros

⏰ Horario
  • Lunes: 6:00h. – 17:00h.
  • Martes – Viernes: 6.00h – 18:00h.
  • Sábado: 6:00h-15:00h.
  • Domingo: Cerrado

🤓Tip Es importante que sepas que hay sitios que sólo aceptan efectivo, de modo que procura llevar encima por si acaso.

3. Calle Vaci

Una vez termines de visitar el Mercado Central, te dirigirás a recorrer el trascendental epicentro turístico de la Calle Váci, que más es muy top  pasear por esta vía llena de arquitectura e historia, fama y popularidad.

Se trata de una calle más bien estrecha al principio, pero que se ensancha a medida que paseas por ella y, su historia se remonta a la Edad Media, cuando Budapest estaba limitada por murallas. En esos tiempos, la calle Váci contaba con una de las puertas que permitían la entrada de la ciudad, en la cual estaba situada la Plaza Vörösmarty y en la que aún puedes ver los restos

La construcción de la calle moderna figura en el siglo XVIII y aún quedan algunas construcciones de esa época. Desde entonces la popularidad de la calle no paró de crecer con sus tiendas, centros comerciales, restaurantes, cafeterías y hoteles manteniéndose las mansiones que se construyeron en su día siendo la del número 13 (1805), la más antigua de todas. Por su diversidad de tiendas, en esta calle podrás encontrar diferentes restaurantes donde parar, a comer o a curiosear o comprar ropa y zapatos de calidad. También te encontrarás con tiendas dedicadas a los turistas donde podrás comprar recuerdos y souvenirs.

Camina hasta señorial edificio Párisi Udvar, una auténtica gema arquitectónica de 1912 en estilo art nouveau, gótica y árabe que daba lugar a la preciosa y antigua galería comercial con espectacular cúpula de cristal e inspirada en el Passage des Panoramas de la capital francesa. Actualmente, se trata de un majestuoso hotel de lujo de Budapest.

4. Plaza Vörösmarty

Cruzando toda la calle Vaci durante unos 10-15min., llegarás a la Plaza Vörösmarty (Vörösmarty tér), cuyo nombre hace honor a Mihály Vörösmarty. Se trata de una de las zonas más concurridas de Budapest tanto por turistas como por locales cuando van a hacer sus compras de moda,  asimismo durante el período navideño es donde suele ubicarse el principal Mercadillo de Navidad de Budapest (se venden artesanías locales, además de bebida, comida típica de Hungría y dulces tradicionales)

Los edificios que la rodean son espectaculares. De hecho, en 2004 fueron renovados conservando sus fachadas (con mucho cuidado para no perder su aspecto histórico), y así las grandes cadenas y bancos pudieron establecerse. 

  • A su izquierda, empieza la calle Váci. Hoy te recomendamos que no la recorras entera (ya que lo harás mañana). No obstante, a 3 minutos andando te gustará visitar la original tienda de flores, interiores y decoración navideña Philanthia que conserva originalmente su interior de 1906 en estilo art Nouveau; y la Casa Thonet, que es una obra de arte construida por Ödön Lechner en 1890.

  • En cambio, a su derecha, se ubica uno de los mejores cafés tradicionales de Budapest desde 1858, el famoso Café Gerbeaud, donde es muy top saborear una buena taza de café o chocolate caliente y un apetitoso dulce. A sus alrededores, puedes experimentar la alta cocina franco-asiática en el restaurante Baraka de 1 estrella Michelín. (que no incluímos en nuestra guía ya que marcamos un presupuesto máximo de 20€/pers.)

¿SABES QUIÉN FUE MIHÁLY VÖRÖSMARTY?

Fue un poeta y dramaturgo húngaro, considerado uno de los máximos representantes del Romanticismo en Hungría.

5. Fashion Street

Continuando con tu paseo, te recomendamos moverte hacia la calle Déak Ferenc (Déak Ferenc Utca), cuyo nombre hace honor al noble y político húngaro Deák Ferenc. Su origen se remonta  al 1789 y es popularmente conocida como Fashion Street, ya que se trata del centro de moda de Budapest formando parte de las principales calles comerciales de la ciudad junto con la calle Váci.

Sin duda, es elemental pasear por ella disfrutando de la arquitectura de sus edificios y tiendas de marcas internacionales, desembocar en la Plaza Vörösmarty (Vörösmarty tér) y recorrer la calle Váci (Váci utca). Pero, ésta última la visitarás mañana después del Mercado Central. También, cuenta con restaurantes turísticos y grandes hoteles de lujo (Kempinski Hotel Corvinus Budapest y The Ritz – Carlton). 

¿SABES QUIÉN ERA DEÁK FERENC?  

Es una de las figuras más relevantes de la historia de Hungría que, desde la resistencia pasiva, fue defensor de la independencia húngara del Imperio Austríaco durante la Revolución de 1848. Fue nombrado Ministro de Justicia, llevó las negociaciones entre ambos gobiernos y consiguió años después su mayor logro profesional: la firma del Compromiso de 1867. Entonces, el Imperio Austríaco se convirtió en el Imperio Austro-Húngaro, tuvo fin la opresión para el pueblo magiar y el absolutismo austríaco. Entonces, Hungría empezó a ganar cierta independencia, reconocimiento y voz propia. Hoy, es recordado como “el sabio de la nación” y su rostro aparece en los billetes de 20.000 HUF.

Budapest en 1 día

6. Plaza Elisabeth y Budapest Eye

El punto inicial de tu ruta es justo al lado de la Plaza Déak Ferenc (Déak Ferenc tér), concretamente en la Plaza Elisabeth (Erzébet tér) y la gigante noria de Budapest, conocida también como Budapest Eye (Budapest Óriáskereke).

  • La Plaza Elisabeth, cuyo nombre se debe a la Emperatriz Sissi, es uno de los parques verdes y más concurridos del centro de Budapest especialmente en las épocas de primavera y verano para disfrutar de un buen picnic al aire libre . Se encuentra rodeada de bares y cafés, puestos de street food húngara y restaurantes ideales donde tomar algo. Por ejemplo, el Akvárium Klub que además de bar y restaurante con piscina al aire libre (que se llena de locales, especialmente en los calurosos días de verano), es un popular centro cultural donde se llevan a cabo conferencias, talleres, eventos e incluso exposiciones temporales.

     

  • En ella, se encuentra la conocida Fuente del Danubio (Danubius-kút), una de más antiguas de la ciudad y erigida originalmente en la Plaza Kálvin en 1883. Las cuatro estatuas simbolizan los cuatro grandes ríos de Hungría, la figura masculina superior representa el Danubio, debajo de él las tres formas femeninas representan los ríos Tisza, Dráva y Száva.

  • Esta plaza la preside el Budapest Eye que tiene ni más ni menos que 65 metros de altura.  Es posible que te recuerde al London Eye, pero con la «pequeña diferencia» que ese hace 135 metros siendo la noria más alta del mundo.  Si quieres subir, te recomendamos que lo hagas en un día soleado, ya que sus panorámicas vistas de toda Pest son lo que realmente merece la pena (y si la ciudad está nublada, puede que no consigas ver mucho más allá de la cabina). Por si resulta de tu interés, te dejamos aquí el link para que consultes los precios y horarios. 

¿SABES QUIÉN FUE LA EMPERATRIZ SISSI?

Sissi, cuyo nombre real era Isabel de Baviera (en inglés «Elisabeth» y en húngaro “Erzsébet”) , fue la última Emperatriz de toda Europa, concretamente de Austria.

Que ver en Budapest en 1 día

7. Paseo por la Orilla del Danubio (desde Pest)

Seguidamente, te recomendamos dirigirte hacia la orilla del Danubio, de camino podrás ver otros puntos de interés como la Estatua de la Princesita (Little Princess Statue) y el Salón de Conciertos Vigadó (Pesti Vigadó).

Éste último, se trata de la 2ª sala de conciertos más grandes de Budapest, diseñada por Mihály Pollack en estilo Oriental y Art noveau en 1865, reemplazando la anterior sala de conciertos incendiada durante la Revolución y Guerra de Independencia 1848-49, y también dañada durante la Segunda Guerra Mundial; tardó unos 36 años en completarse el proyecto, es el escenario principal del Hungarian State Folk Ensemble, el grupo de música y danza tradicional húngara.  Es muy guay subir por sus imponentes escaleras y disfrutar de las vistas desde la terraza tomando un refresco.

¿SABES QUIÉN ERA MIHÁLY POLLACK?

Fue importante arquitecto austrohúngaro de estilo neoclásico, clave de la historia de Hungría gracias a su obra principal: el Museo Nacional Húngaro (Magyar Nemzeti Múzeum) (1837-46). Además, fue mentor de Miklós Ybl, otro gran arquitecto del que te hablaremos en adelante.

8. Puente de las Cadenas

Paseando por la orilla del Danubio, descubrirás  el famoso y emblemático Puente de las Cadenas (Széchenyi Lánchíd). Su historia se remonta a principios del S.XIX. La visionaria idea de su construcción fue aportada por el conde István Széchenyi, conocido también como «el Húngaro Más Grande», ya que propuso por primera vez en la historia de Hungría la unificación de Buda y Pest. De ahí, que también se le conozca como Puente Széchenyi. Para conocer su origen, historia y leyenda, necesitarás consultar nuestro completo post del Puente de las Cadenas (y sus alrededores).

Por la zona de Buda, el puente conecta con la turística Plaza Ádam Clark, donde se coge al Funicular de Budapest que sube directamente al Castillo de Buda; pero esa parte la recorrerás mañana. En cambio, por el lado de Pest, conecta con la Plaza Széchenyi. Ésta se encuentra rodeada de otros puntos de interés, como son la Academia de las Ciencias de Hungría (Magyar Tudományos Akadémia) y el Palacio Gresham (Gresham-palota), que hace esquina con la conocida y popular Calle Zrinyi (Zrinyi utca).

¿SABES QUIÉN FUE ISTVÁN SZÉCHENYI? 

Es una de las figuras más relevantes de la historia del país, especialmente por su idea de unir Buda y Pest con el Puente de las Cadenas. Además, fue un gran regulador ya que desarrolló y modernizó Hungría impulsando la infraestructura turística y el crecimiento económico, social y cultural. Fundó la Academia Nacional de Ciencias de Hungría, introdujo las carreras de hípica y organizó foros aristocráticos como el Casino Nacional (1828). Reguló la navegación en el Danubio abrió Hungría al comercio internacional.  Fue nombrado Ministro de Transporte, y fundó la Red Nacional de Transporte Ferroviario. Hoy, es recordado como “el húngaro más grande” y su rostro aparece en los billetes de 5.000 HUF.

Visitar Puente de las Cadenas

9. Calle Zrinyi 

Justo en la esquina del Palacio Gresham, empieza la Calle Zrinyi (Zrinyi utca), una de las más intagrameables de toda la ciudad, especialmente con los últimos rayos de Sol. Se trata de una fantástica y rectilínea pasarela gastronómica que desemboca en la concurrida Plaza de San Esteban (Szent István tér). 

De camino, encontrarás la simpática Estatua del Policía gordo (Rendőr Szobor). Eimprescindible frotarle la barriga si quieres volver a Budapest, así que te si te está gustando tu destino…¡¡¡ Ya sabes qué hacer!!! Entonces, darás con la basílica de San Esteban (Szent István Bazilika).

¿SABES QUIÉN ES «EL POLICÍA GORDO»? 

La estatua está ubicada ahí desde el año 2008, desde entonces corre el rumor que el policía vigila todo aquello que ocurre en la plaza, mientras disimula con su sonrisa jovial. Su creador, András Illyés, vivió en la zona durante años y aunque las estatuas de la ciudad estaban inspiradas en personajes típicos de Pest, a la ésta en concreto se le dio la figura de su abuelo.

Visitar Estatua hombre Gordo

10. Basílica de San Esteban

Una vez llegues a la concurrida Plaza de San Esteban (Szent István tér), es vital que visites la iglesia católica más sagrada y grande de todo el país: la Basílica de San Esteban (Szent István Bazilika), cuyo nombre hace honor al rey István I. Además, es la última morada de la reliquia religiosa más venerada de Hungría. 

¿SABES QUIÉN FUE EL REY ISTVÁN I?

Fue el monarca que introdujo el Cristianismo a Hungría, dado que convirtió la región húngara (donde lideraban Príncipes – líderes de la descendencia Árpad de las 7 tribus magiares) en el Reino de Hungría (donde gobernaban Reyes), siendo él el primero. Una de las partes de su cuerpo es la reliquia más venerada de toda Hungría, si quieres saber cuál atiende a este otro post. Su rostro aparece en el billete de 10.000 HUF.

La basílica de San Esteban aguarda algunas leyendas, esconde varios secretos, y además de otros tesoros también oculta la reliquia del rey Esteban I (además de otros tesoros); pero te contamos todo en exclusiva en este otro post. Fue construida en estilo neoclásico (aunque múltiplemente reformada y reconstruida) durante 54 años por 3 famosos arquitectos  (József Hild, Miklós Ybl y József Kauser).

Visitando su interior, alucinarás con sus dorados mosaicos, estatuas y pinturas (sobretodo la de San Esteban); podrás acceder a la capilla de la preciada reliquia y al Tesoro de objetos eclesiásticos. Si eres amante de la música clásica, estamos seguros que te fascinará  presenciar un concierto de órgano en su interior; es una experiencia acústica fascinante y digna de piel de gallinaTambién, puedes atreverte a subir a la cúpula para conseguir las mejores vistas panorámicas de toda la ciudad. Pero… ¡¡¡Antes de subir al mejor mirador de Budapest centro, asegúrate que el día está despejado, ya que no querrás subir sus 302 escalones (si se empieza a pie de calle) o 42 escalones + pagar el ascensor, para no contemplar las únicas vistas de la ciudad a 360º! 

¿SABES QUIÉN ERA MIKLÓS YBL?

Fue uno de los principales arquitectos neorrenacentistas de Europa del S. XIX (mediados y finales) y el más influyente de Hungría. Su obra principal es el Teatro de la Ópera Nacional de Hungría (Magyar Állami Operaház) (1875-1884) y el Jardín del Castillo de Buda (Várkert Bazár), así como el edificio principal de la Universidad Corvinus de Budapest (Budapesti Corvinus Egyetem) y las lujosas construcciones del distrito de los Palacios (Palotanegyed). También, diseñó la cúpula de la basílica de San Esteban y participó en la renovación + reconstrucción del Castillo de Buda (Budai Var) y el distrito del Castillo (Budai Várnegyed).

visitar Basílica de San Esteban

11. (Contra-) Monumento a las Víctimas de la Ocupación Alemana

Seguidamente, te dirigirás a, la Plaza de la Libertad (Szabadság tér) construida en 1886. Es básico pasear por esta preciosa e histórica plaza, una de las más grandes de la ciudad. Cuando llegues, pasarás por la fuente interactiva, que según te acerques o alejes se encenderá ya que funciona con sensores. Tras ella, encontrarás varios monumentos.

De hecho, los más controvertidos y criticados son el Monumento Antifascista o a las Víctimas de la Ocupación Alemana (A német megszállás áldozatainak emlékműve) y el Memorial al Holocausto de los Ciudadanos. Este punto de interés encarna tanto simbolismo, que conociendo su origen te hará teletransportarte al pasado político de Hungría, concretamente a aquella turbulenta época de constantes cambios gubernamentales y batallas del pueblo húngaro. Y, como creemos que es necesario que hagas ese viaje al pasado para comprender el sentimiento y detalle que alberga, aquí te dejamos nuestro post.

Al final de la plaza verás el Monumento al Memorial Soviético  (Szovjet hősi emlékmű), el último de su estilo que queda en pie en la ciudad y de los pocos que no se iluminan de noche. Asimismo, descubrirás importantes estatuas de personajes históricos, como la del presidente estadounidense Ronald Reaganel general americano Harry Hill Bandholtz.

En sus alrededores, se ubican antiguos edificios en estilo romanticista y art noveau, así como el Banco Nacional de Hungría (Magyar Nemzeti Bank – MNB), la antigua Bolsa de Hungría – que ahora es la actual Bolsa de Budapes– (Budapesti Értéktőzsde Zrt), y la Embajada de los Estados Unidos (Amerikai Egyesült Államok Nagykövetsége)

Contramonumento Budapest Monumento víctimas

12. Monumento de los Zapatos en el Danubio

Para llegar al siguiente punto turístico deberás volver a la Orilla del Danubio frente al Parlamento de Hungría. Aquí te encontrarás el Monumento de los Zapatos en el Danubio (Cipők a Duna-parton) que se inauguró en 2005. Desde entonces, se ha convertido en uno de los puntos turísticos más importantes de la capital.

Se trata de un memorial situado a escasos metros del Parlamento húngaro, consta de 60 pares de zapatos de hierro, de todos los tamaños y estilos (incluso de niños), que están fijados sobre el suelo. Están tan bien hechos, que da la sensación de ser reales. No obstante, la historia que esconden detrás es de las más tristes y emotivas que puedes conocer, ya que representa una masacre que tuvo lugar durante el Gobierno de Szalasi (líder del Partido de la Cruz Flechada que gobernó en Hungría durante el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando el régimen del eje llegó al país). Fue entonces cuando los habitantes judíos húngaros y de otros países, que habían migrado por la guerra, empezaron a ser perseguidos. 

El partido de la Cruz Flechada, solía utilizar los cordones de los zapatos para atar las manos de las víctimas judías. Luego, las situaban al borde del río y, antes de dispararles, les obligaban a quitarse los zapatos (dado que eran un bien preciado y que podrían reutilizar). Sin embargo, no los ejecutaban a todos sino que disparaban a uno de ellos y, la víctima al fallecer, caía al río arrastrando por “efecto dominó” a las demás personas, quienes morían congeladas y ahogadas. Durante aquellos horribles años, bautizaron al Danubio como “el cementerio de judíos”.

Que ver en Budapest en 2 días

13. Parlamento de Hungría 

Siguiendo con tu ruta, pondrás rumbo por la calle Antall József hacia el auténtico emblema de Budapest, ¡El impresionante Parlamento húngaro! También, conocido como Országház y ubicado en el corazón de la Plaza Kossuth Lajos (Kossuth Lajos tér). 

El Parlamento de Budapest tiene un increíble e impresionante diseño interior y exterior en estilo neogótico con rasgos renacentistas y barrocos, está insipirado en el parlamento de Londres.  En un paseo de 45-50 minutos, comprando los tickets en taquilla es totalmente visitable desde el hemiciclo y salón de la cámara alta, la cúpula (con la corona real húngara y las piezas de la coronación ) y la escalera de gala cubierta por una alfombra roja.

Es el tercer parlamento más grande del mundo, fue construido para la conmemoración de los 1.000 años de la fundación del estado húngaro en 1885, las obras de este enorme edificio duraron 19 años (extendiéndose hasta 1904).

Pero, para entender la existencia de ésta construcción y el por qué de su grandeza, te recomendamos leer este post donde te contamos todo.

El parlamento es muy bonito de ver de día, pero, ¿te has planteado hacerlo de noche? Si quieres sacar una de las mejores fotografías de Budapest te recomendamos realices uno de estos cruceros, ya sea para tomar algo mientras contemplas las maravillas del Danubio  o con una tradicional cena en barco.

Que ver en Budapest en 2 días

Llegado a este punto, te recomendamos realices una parada para comer y reponer fuerzas. Si aún no has escogido ningún local o estás planeando a cuál ir, te dejamos nuestra selección de los mejores restaurantes.

14. Avenida Andrássy

Empezando ya la ruta de la tarde, te dirigirás hasta la Avenida Andrássy (Andrássy utca, también conocida como Calle de las Embajadas) hace honor al nombre del Primer Ministro, el conde Gyula Andrássy. Después de la revolución de 1848-49, este político tuvo que refugiarse en París. Una vez pudo volver a Hungría, recibió amnistía y pudo ejercer una importante carrera política. Junto a varios arquitectos húngaros, creó el proyecto de la Avenida Andrássy, inspirándose en el estilo parisino de aquél entonces. Fue tal el renombre y orgullo para los habitantes que, en pocos años, la avenida creció y se convirtió en un símbolo de fuerza en el país. 

La avenida se puede dividir en tres tramos, cuyos límites indican la Plaza Oktogon (Oktogon ter) y la Plaza Kodály Körönd (Kodály Körönd ter). Su superficie de casi 2.5Km de longitud, cuenta con las tiendas más lujosas de toda la ciudad. Y, en su trayectoria final, además de ubicarse la mayoría de embajadas de Hungría, desemboca en uno de nuestros sitios favoritos Budapest: la famosa Plaza de los Héroes. Por debajo de ella, corre el segundo metro más antiguo de Europa, cuyas estaciones elegantes encantan tanto a los vecinos, como a los extranjeros.

Su edificio más importante es la Ópera Nacional de Hungría (Magyar Állami Operaház), diseñado por Miklós Ybl. En ella también encontramos el edificio secesionista del Gran Almacén de París, el Museo Casa del Terror (Terror Háza), la Universidad de Bellas Artes de Hungría (Magyar Képzőművészeti Egyetem), el Museo Commemorativo Liszt Ferenc (Liszt Ferenc Emlékmúzeum) y el Museo Oriental Hopp Ferenc (Hopp Ferenc Ázsiai Művészeti Múzeum).

Budapest en 2 días

15. Termas Széchenyi

Y llegó el momento más relajante de tu viaje en uno de los baños más famosos de Budapest, los baños Széchenyi que a su vez son uno de los balnearios más grandes de Europa. Están situados en el «Parque de la Ciudad» en un enorme el edificio de estilo neogótico muy parecido a un palacio. Fueron inaugurados en el año 1913, poco antes del estallido de la Primera Guerra Mundial. Su manantial termal se descubrió durante la excavación de un pozo a finales del S.XIX. Por esa misma razón se encuentra alejado de todas las demás termas de Budapest.

En el balneario encontrarás 18 piscinas, 15 de ellas termales. Tres de éstas son piscinas  grandes al aire libre, y el resto son interiores. Además cuenta con saunas, baños turcos, y áreas de masajes. Las aguas del balneario Szechenyi están recomendadas tanto  para las enfermedades articulares, como para el esparcimiento y el relax.

Sus piscinas más sorprendentes y las que lo hacen tan popular son las que se encuentran en el exterior. Poder disfrutar de una piscina exterior a 37ºC cuando en la calle está helando y todo está nevado es algo realmente impresionante.

Aquí podéis sacar las entradas al Balneario de Széchenyi, que incluye la entrada y visita guiada al Museo Palinka y os evita las largas colas que se forman para entrar debido a la gran cantidad de gente que va a los baños.

16. Parque de la ciudad

Saliendo de los baños te encontrarás con el parque de la ciudad, uno de los lugares favoritos de los habitantes de Budapest. Con unas dimensiones de 1.400 por 900 metros, el Parque de la Ciudad fue uno de los primeros parques públicos creados en el mundo y de seguro, el primero de todo Hungría

El parque fue el principal escenario de las celebraciones del Milenario de 1896, para cuya ocasión se construyeron el Museo de Bellas Artes, el castillo de Vajdahunyad y el monumento de la plaza de los Héroes. En él encontrarás zonas para hacer deporte, sitios para tomar algo, monumentos, estatuas y largas zonas donde descansar. Es un lugar muy conocido y frecuentado por los habitantes húngaros y todo un respiro a la muchedumbre del centro. 

Si tienes tiempo y te apetece pasar un buen rato en el parque y conocerlo a fondo mediante un experto, te recomendamos realices este económico tour por todo el parque de la ciudad. ¡Te sorprenderá todo lo que verás!

Budapest en 1 día

¿Qué ver en el parque?

Si te paseas por el parque, justo en la parte central encontrarás un auténtico castillo medieval, se trata del castillo Vajdahunyad Como si de una película se tratara, este castillo fue construido inicialmente en madera para la Expo de 1896. Tuvo tanto éxito entre los ciudadanos, que al terminar el evento fue reconstruido en piedra para dejarlo de forma permanente. El edificio se trata de una réplica de un castillo húngaro que se encuentra en Transilvania, de los tiempos en los que esa región rumana pertenecía al reino de Hungría.

Su arquitectura es una copia de otros edificios existentes en Hungría. Dentro del castillo encontraréis un museo de agricultura y una iglesia, tan bonita como pequeña.

Justo al lado del castillo, encontrarás un lago en el que, dependiendo de la época del año en la que visitéis la ciudad, podrás alquilar una barca, o patinar sobre hielo en su famosa pista.

Cronista desconocido

La estatua del encapuchado de delante del castillo de Vajdahunyad es la del Anonimo (Anonymous), el cronista desconocido de la corte del rey Béla III que escribió la historia de los primeros magiares. Si eres escritor, dicen que si acaricias la punta reluciente de la pluma de su mano encontrarás la inspiración para escribir lo que quieras. 

Museo de Bellas Artes

Se trata de un señorial edificio de estilo renacentista y hoy reabierto tras años de reformas. Acoge el conjunto de obras de arte extranjera más espectacular de la ciudad, desde objetos del Antiguo Egipto a piezas del arte español, flamenco, italiano y alemán. Y ahora, por primera vez en 40 años, también arte húngaro. La colección privada del conde Miklós Esterházy, adquirida por el Estado en 1870, forma el núcleo de la colección.  

17. Plaza de los Héroes

Siguiento con tu completa ruta de Budapest en 2 días, te encontrarás con la imponente Plaza de los Héroes (Hősök tere), un auténtico viaje a través de la historia húngara, ya que el monumento se compone de dos columnatas semicirculares y de un conjunto escultórico central.

En su centro, se alza la estatua del Arcángel Gabriel sobre una columna de 36 metros, ubicada sobre los cimientos de las estatuas ecuestres de los siete jefes de las siete tribus húngaras conquistadoras, lideradas por Árpád, el Gran Príncipe. Las columnas de las partes semicirculares sostienen históricas estatuas de bronce de casi 3 metros de altura, éstas representan a todos aquellos que desempeñaron un papel activo, esencial y vital en la creación de la Hungría moderna.

¿Sabías que las últimas cinco estatuas tuvieron que sustituirse por razones políticas después de la Segunda Guerra Mundial? ¿Y qué existe una réplica de la Plaza de los Héroes en Shanghai, China? 

Visitar Plaza de los Héroes

18. Pasaje Goszdu

A punto de terminar nuestro día, pasearás por el Pasaje Gozsdu (Gozsdu udvar), uno de los lugares con más ambiente de todo Budapest. Se trata de un pasaje, que es el punto de encuentro de diferentes calles, donde hay tanto entretenimiento, como gastronomía y cultura, además de pubs y karaokes de una gran variedad, con coloridos e iluminados estilos para todas las generaciones. 

Su historia tiene un pasado aventurero remontado a principios del S. XX, ya que nació de la idea de Manó Gozsdu. Éste era un abogado rumano que creía que la educación y la juventud eran una tarea importante a apoyar en la época, siendo ese el motivo de que en 1900 crease la Fundación Gozsdu.

Junto a su riqueza, erigió diferentes edificios en los que invitaba a la juventud a reunirse y pasarlo bien, lugar que llamó Patio Gozsdu. Más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, éste fue parte del gueto de Budapest y, años después, fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. 

Como centro de entretenimiento del centro de la ciudad, atrae a más de 900.000 espectadores/año, dado que debido a su naturaleza cosmopolita, es un lugar muy popular tanto para residentes, como para turistas.

19. Sinagoga Dohány «Gran Sinagoga» de Budapest

Justo al final de la calle Dohany y a punto de llegar a la última parada de tu día, debes visitar la Gran Sinagoga de Budapest (Nagy Zsinagóga). Es ni más ni menos la Sinagoga más grande de Europa y la segunda más grande del mundo, detrás de la de Nueva York. La Gran Sinagoga de Budapest es una obra que data de 1854, obra del arquitecto austriaco Ludwig Förster. Su capacidad es de 3.000 personas, separas por sexo.

La historia de esta Gran Sinagoga, hace relación a los inicios de la comunidad judía en Hungría. A diferencia de otros países, en el que el cristianismo se impuso como religión, los judios fueron admitidos dentro de la sociedad húngara, casi desde que las tribus magiares se instalaron en esta zona. Fue el primer rey de Hungría (Esteban I) quien lo permitió. No obstante, impuso algunos matices como el de que la comunidad judía nunca podría disfrutar de los mismos derechos que el resto de ciudadanos de Hungría. 

Esta cierta permisividad en relación a otros países de Europa, hizo que la comunidad judía fuera cada vez más numerosa. Tiempo después, en el S.XIX se instauró una política de igualdad de derechos entre las diversas comunidades religiosas. Ello conllevó a que el número de judíos en Hungría superase ampliamente el medio millón, la mayoría de los cuales se encontraban en Budapest.

Este factor, junto al momento de máxima prosperidad de la historia de Hungría (ya Imperio Austro-Húngaro), culmina en la construcción de una nueva sinagoga, que diera cabida a tantos fieles. Un aspecto importante para entender la distribución y la arquitectura de la Gran Sinagoga, es que fue promovida por una corriente dentro del judaísmo, conocido como judaísmo neologista. En ese momento, se trataba de un movimiento fuertemente reformista, que promovía la apertura de la comunidad judía hacia la sociedad húngara, con el fin de mejorar su aceptación. Los neologistas comenzaron a relacionarse cada vez más con los no judíos, e incluso, empezaron a vestirse como ellos.

Por ese motivo, la Gran Sinagoga de Budapest parece más una iglesia que una sinagoga tradicional. Su fachada, hace recordar la estructura de una iglesia, con dos torres que parecen dos campanarios. Incluso, están culminados con sendas estructuras en forma de bulbo de cebolla (como muchas iglesias centroeuropeas), lo que la convierte en algo único.

Eso sí, para visitar la Gran Sinagoga recomendamos comprar las entradas anticipadas ya que son limitadas y suele haber cola. 

Visitar Gran Sinagoga Budapest

20. Szimpla Kert Pub

¡Y llegamos al fin al final de la aventura de tu primer día de ruta! Si le preguntas a cualquier persona que haya visitado Budapest dónde hay que ir a tomar algo, seguramente te nombrará alguno de los míticos ruin pubs de la ciudad. Pero, ¿Qué son éstos ruin pubs, exactamente? Literalmente, son bares en ruinas, pero no son para nada deprimentes. Son bares más bien musicales y con mucho, mucho rollazo que desprenden un gran encanto que atrae a toda clase de turista.

Budapest (como otras grandes ciudades) cuenta con muchos edificios, que con el avance del tiempo y de la poca inversión debido a la economía local, se encuentran en estado bastante ruinoso. No obstante, el ingenio puede más que el dinero. Y, a principios de este milenio, los dueños de Szimpla Kert tuvieron la grandísima idea de convertir su espacio en un increíble ruin pub. Fue así como nació el primer ruin pub de la ciudad, el Little Szimpla (el anterior nombre que tenía el actual local de Szimpla Kert). Dado su éxito, muchos otros edificios (que estaban a punto de ser derruidos y demolidos) fueron también convertidos en ruin pubs, dándoles un aire alternativo y decadente. Todos ellos tienen una originalísima decoración, buen ambiente y son las opciones preferidas por los jóvenes para tomar algo o incluso para hacer fiesta. 

Si además quieres hacer una ruta de pubs única, te recomendamos hagas el tour (privado) de Fiesta por los Ruin Pubs. Sabemos como empieza, ¡pero no como puede terminar!

Segundo día: Qué ver en Buda

En este segundo y último día conocerás la maravillosa parte de Buda. Empezarás en el Puente Elizabeth e irás bordeando el río Danubio hasta llegar a la entrada del Palacio Real. Después de descubrir todos sus rincones y secretos, seguirás por el Barrio de Buda, su centro histórico. Llegados a este punto, puedes hacer una parada para comer, visitar la pastelería más famosa y con historia de Buda (que te presentamos en la ruta) o puedes realizar todo el recorrido y volver a Pest a ver alguna zona que aún te quede pendiente. ¡Prepárate para tu segundo día de que ver en Budapest en 2 días!

1. Puente Elizabeth

Así pues, bien temprano por la mañana empezarás a cruzar el Danubio a través del Puente Elisabeth (Erzsébet Híd) en dirección a la Colina de Gellért y empezarás a recorrer toda la zona de Buda.

En 1903, el Puente Elizabeth fue construido en honor a la Emperatriz Sissi para conectar el Monte Gellért con el centro de Pest. Éste era el que más tráfico movía entre Buda y Pest, pero durante la Segunda Guerra Mundial, en 1945, fue bombardeado y destruido. 

Es el único puente que no se pudo reconstruir después de ésta. Así que en 1964, se levantó uno nuevo en el mismo lugar que el anterior, con el aspecto que tenemos hoy en día (motivo por el que parece más moderno y restaurado que el resto).

2. Colina de Gellért

Para facilitar tu itinerario, hemos te recomendamos ir a la Colina de Gellért (Gellért-hegy), visitando el Mirador, Monumento y Fuente de San Gellért (Szent Gellért), pero no llegar hasta la Ciudadela (Citadella) Estatua de la Libertad (Szabadság Szobor).

Una vez cruzado el Puente Elisabeth, a la altura del pie de la colina, encontrarás unas escaleras que se bifurcan y dan lugar al encantador Mirador de San Gellért.  Éste te regalará unas panorámicas vistas a la mayoría de puentes que cruzan el Danubio y zona de Pest. 

No obstante, sin lugar a duda, lo más impresionante de esta parada es el Monumento y Fuente de San Gellért. Del monumento cae una larga cascada artificial inaugurada en 1904 y cuya altura es de 7 metros (ni más, ni menos)

La fuente únicamente funciona durante los meses de primavera y verano, y ello la convierte en uno de los lugares más fotografiados durante esas estaciones del año. En nuestra opinión, creemos que la estación más bonita para visitar este punto es otoño ya que se torna tan mágica, tanto que parece de cuento de hadas… Las hojas tiñen las paredes al rojo vivo, creando preciosas alfombras verdes y amarillas a lo largo de las escaleras; un ambiente único y muy digno de película.

Ciudadela

En el pico del Monte Gellért, verás la Ciudadela (Citadella). Te interesará saber que éste es el punto más alto de Budapest, visible desde cualquier parte de la ciudad. En tu caso, el tiempo vuela, por lo que nosotros te recomendamos no subir dado que gran parte de ese tiempo que invertirías es el que realmente necesitas para visitar Buda.

Su origen se remonta al año 1854, en el que los Habsburgo ordenaron su construcción en la cumbre del monte como consecuencia de la Guerra de Independencia de 1848-49. De esta manera, obtuvieron un punto de protección en la zona más alta de toda la ciudad. Más tarde, en la Segunda Guerra Mundial, este lugar fue utilizado como base de protección aérea. 

Estatua de la Libertad

Junto a la Ciudadela, se encuentra la Estatua de la Libertad (Szabadság Szobor). Ésta es una de las figuras más sobresalientes de la historia reciente de Budapest y uno de los emblemas de la ciudad.

Fue originalmente erigida en 1947 por la Liberación de Budapest del dominio nazi bajo la Unión Soviética. No obstante, el monumento actual difiere en parte del original, ya que (hasta hace relativamente poco) delante de ella había un soldado soviético que fue trasladado al Memento Park. De hecho, la lista de soldados difuntos también fue retirada del monumento. En su lugar, inscribieron una placa: “En memoria de todos aquellos que dieron su vida por la libertad, independencia y felicidad de Hungría.”

ir a puente de la libertad, visitar puente de la libertad

Actualmente, tanto la Ciudadela como la Estatua de la Libertad, se encuentran en obras. No está previsto que finalicen hasta 2023. A día de hoy, no podrás acceder a ella, así que ya tienes una excusa para volver a visitar la ciudad.

3. Paseo por la orilla del Río Danubio

Seguidamente, te recomendamos que pasees por la orilla del Río Danubio en dirección al Castillo de Buda, enfrente encontrarás el curioso Monumento del Altavoz del Servicio de Vigilancia de la Defensa Aérea (Légvédelmi figyelőszolgálat). Se trata de un antiguo sistema de vigilancia para la escucha de ataques aéreos y los aviones italianos durante la Primera Guerra Mundial. Puedes probarlo ya que hay unos cascos, así que pide a alguien que te hable desde el otro lado. ¡Qué no te griten!

4. Castillo de Buda

Y llegaras a la una parada obligada en tu segundo día de visita. Como ésta parada tiene varios must  y  puntos de interés, la hemos dividido en tres partes para facilitar tu ruta. Encontrarás toda la información detallada del Castillo de Buda en este post. En él, realizamos un tour detallado para que no te pierdas nada de esta maravilla de Budapest. Te hacemos un pequeño adelanto de lo que verás: 

1) Visitarás los Jardines Reales (Várkert Bazár), la Estatua de la Virgen María (Mária-anya szobor), la Estatua del Príncipe Eugenio de Saboya (Savoyai Jenő herceg lovasszobra) y la Estatua del Turul (Turul szobor), además de la Fuente de Matías Corvin (Mátyás-kútja).

2) Te dirigirás a la Plaza de los Leones (Oroszlános udvar), y podrás visitar la Biblioteca Nacional de Hungría (Országos Széchényi Könyvtár), la Galería Nacional Húngara (Magyar Nemzeti Galéria), y el Museo de Historia de Budapest (Budapesti Történeti Múzeum /  Vármúzeum).

3) Cruzarás la famosa Puerta de Corvin y llegarás hasta la Plaza de San Jorge (y el dragón) (Szent György (és a sárkány) dombormű)Funicular de Budapest (Budavari Sikló) Palacio de Alejandro (Sándor Palota).

Si prefieres saltarte las primeras 3 paradas de tu itinerario porque tienes menos tiempo del esperado o deseado, te recomendamos que empieces tu ruta partiendo de la Plaza de Adam Clark, situada a la orilla del Danubio por la parte de Buda, enfrente del Puente de las Cadenas. Desde ahí, tomarás el Funicular de Budapest (Budavari Sikló) que es el más antiguo del mundo (ó subirás sus infinitas escaleras). Así llegarás directamente a la Plaza de San Jorge, listo para visitar directamente todos los musts de éste extraordinario punto turístico.

5. Barrio del Castillo de Buda y Bastión de los Pescadores

Saliendo del Castillo de Buda, nos encontramos con el Barrio del Castillo de Buda engloba el casco antiguo de la capital, donde descubrirás el estilo barroco en algunos de sus monumentos y caminarás sobre adoquines y suelos empedrados. Así que, acepta nuestro súper consejito ¡Lleva calzado cómodo ese día! También, pasearás por otros muchos lugares que han debido ser restaurados por las secuelas de las guerras, así como Ministerios y Embajadas. De modo que, como ésta parada recoge varios puntos que podríamos considerar mini-tour! Es por eso que hemos seguido organizando tu ruta según sus calles principales formando un circuito en este post. No obstante, te resumimos los principales puntos de interés:

1) Tomarás la calle Tárnok (Tárnok utca), luego la calle Szentháromság (Szentháromság utca) y visitarás la Pastelería Ruszwurm y la Estatua Hadik András (Hadik András lovasszobra).

2) Pasearás a lo largo de toda la calle Úri (Úri utca) hasta llegar a la Iglesia de Santa María Magdalena (Mária Magdolna Torony), la Estatua de San Juan de Capistrano (Kapisztrán Szent Janós-szobor) y la Plaza de Kapisztrán (Kapisztrán tér), construida en su honor. También, encontrarás el Museo Militar de Historia (Hadtörténeti Múzeum).

3) A continuación, atravesarás la calle Országház (Országház utca) hasta encontrar la Estatua de la Santísima Trinidad (Szentháromság-szobor), que da lugar a la Plaza de la Santísima Trinidad (Szentháromság tér). Ésta se encuentra rodeada por Iglesia de Matías (Mátyás templom) y el Bastión de los pescadores (Halászbástya).

4) Finalmente, cogerás la calle de la Fortuna (Fortuna utca) que desemboca en el  Ministerio Nacional de Archivo de Hungría (Magyar Nemzeti Levéltár Országos Levéltára) y la Puerta de Viena (Bécsi kapu).

Las mejores fotografías y donde verás los mejores colores de la zona, són por la tarde.

Hasta aquí todo cuánto necesitas saber del itinerario de qué ver en Budapest en 2 días . Esperamos que te haya servido de gran ayuda, y La Perla del Danubio te haya robado el corazón tanto como a nosotros.

Ahora bien, si te ha encantado tanto como para plantearte el venir a vivir aquí, no dudes en hacer click aquí. Si tienes alguna duda o cuestión a comentar, te animamos a que nos escribas tu consulta en los comentarios. ¡Nos ayudan mucho a seguir!

¡Estaremos encantados de responderte!

Si te gusta nuestro contenido y quieres estar al día de todas las novedades de la ciudad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

... ...