DISTRITO DEL CASTILLO (y bastión de los pescadores)

Tour. Historia. Leyendas. Y rincones con mucho encanto.

¿Has llegado al Barrio del Castillo de Buda y no sabes por dónde empezar? ¿Acabas de realizar la ruta por el Castillo de Buda o has leído nuestro post? O tal vez,  ¿Te gustaría descubrir la ruta que hacia Sissi emperatriz hacia su pastelería favorita? Es posible que quieras ir más allá de un simple paseo por Buda y sus puntos de interés… Y prefieras recorrer sus callejuelas, conocer su historia y visitar todos y cada uno de los rincones con encanto que esconde el clásico Barrio del Castillo de Buda sin dejarte nada por ver? ¡Sigue leyendo! 

Antes que nada, debeiras saber que ésta zona es de las más mágicas de toda La Perla del Danubio, parece de película y es conocida como uno de los rincones más bonitos de Budapest. Como el Barrio tiene varios must y paradas y puntos de interés, hemos dividido el recorrido en cuatro partes para facilitar tu ruta. A continuación, te las detallamos: 

Mapa y puntos de interés

A continuación, te mostramos la distribución del Barrio del Castillo de Buda para que te ubiques bien al verlo, ya que es bastante grande y cuenta con varios puntos de interés:

1. Funicular.

2. Palacio de Alejandro (Sándor Palota).

3. Plaza de San Jorge (Szent György Tér).

4. Estatua de la Guerra de la Independencia (Honvéd-szobor).

5. Casa del Mago Houdini (Houdini Muzeum).

6. Laberinto del Castillo de Buda.

7. Pastelería Ruszwurmla.

8. Estatua Hadik András (Hadik András lovasszobra).

9. Iglesia de Santa María Magdalena (Mária Magdolna Torony).

10. Estatua de San Juan de Capistrano (Kapisztrán Szent Janós-szobor).

11. Plaza de Kapisztrán (Kapisztrán tér).

12. Museo Militar de Historia (Hadtörténeti Múzeum).

13. Antiguo Ayuntamiento de Buda (Budai Városháza).

14. Estatua de la Santísima Trinidad (Szentháromság-szobor).

15. Plaza de la Santísima Trinidad (Szentháromság tér).

16. Iglesia de Matías (tyás templom).

17. Bastión de los pescadores (Halászbástya).

18. Ministerio Nacional de Archivo de Hungría (Magyar Nemzeti Levéltár Országos Levéltára).

19. Puerta de Viena (Bécsi kapu). 

Parte I: El recorrido de Sissi Emperatriz hacia el mejor dulce de Budapest

  La mejor ruta que te podemos recomendar es que empieces en la Plaza de San Jorge (Szent György Tér). Para acceder a ella puedes hacerlo a través de él Castillo de Buda o si estás en la plaza Adam Clark, a través de su funicular.

Una vez en el punto de partida, verás el famoso Palacio de Alejandro (Sándor Palota), un bonito palacio neoclásico de principios del S.XIX que es la Residencia Oficial del Presidente de Hungría (y despacho). Habitualmente, a medio día acostumbran a hacer el cambio de guardia en éste.

Cruzando la Plaza de San Jorge (Szent György Tér) verás que hay fragmentos de edificios. Estos fragmentos se corresponden con los antiguos ministerios que se situaban dando lugar a ésta renombrada plaza. Sin embargo, la mayoría de ellos fueron mayormente destruidos durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial en 1945 e ignorados hasta el año 1989, cuando tuvo lugar la caída del comunismo en Hungría. Fue entonces cuando empezaron la restauración de todo ello a partir de los planos originales.

Siguiendo calle arriba, encontrarás una bifurcación con la estatua de la Guerra de la Independencia (Honvéd-szobor),  la Casa del Mago Houdini (Museo) y el Laberinto del castillo de Buda,  donde según la leyenda se encarcelo a Vlad Tepes, más conocido históricamente como Drácula.  No vamos a extendernos en esta parte ya que podríamos escribir un post entero solamente con esto.

 Seguidamente, bajarás por la calle Uri (Uri utca) hasta llegar a la calle Szentháromság (Szentháromság utca), a la altura de media calle encontrarás la popular y conocida Pastelería Ruszwurm (Ruszwurm Cukrászda), su nombre hace referencia al apellido de la familia repostera. Se trata de uno de los mejores cafés tradicionales y más antiguo de toda la ciudad. La famosa pastelería abrió en 1827, todavía conserva el auténtico inmobiliario, además de una gran reputación desde su arranque durante el Imperio Austro – Húngaro. Durante aquella época  recibía cientos de encargos de importantes personajes y nobles de Viena, incluso de la Familia Real. De hecho, era la favorita de la Emperatriz Sissi, que las malas lenguas dicen que comía sus pasteles en grandes cantidades debido a su adicción al azúcar. Pero de Sissi, ya hablaremos en otro momento. Este local es perfecto para hacer una parada técnica de café y pastelito para empezar tu visita por el Distrito del Castillo de Buda.

A continuación, tras degustar uno de sus deliciosos pasteles, te dirigirás hacia la Estatua Hadik András (Hadik András lovasszobra), un importante soldado húngaro de caballería del S. XVIII. Además de la mítica foto retrato de la estatua, deberás intentar tocarle la parte que le brilla de la estatua. Tú busca, pero busca bien. Y, eso sí, cuando la encuentres, acepta nuestro súper consejito: ¡Cuidado cuando vayas a tocarle los cojon*s al caballo! Ojo, de verdad, porque más de una persona se ha abierto la cabeza golpeándose contra su enorme cola (irónico, pero real) y ha terminado en visitando también el Hospital de Budapest, mientras que otros tantos más le han fastidiado la espalda a su acompañante de turno por apoyarse en él para poder tocarle los dichosos cataplines a la puñetera estatua.

Parte II: Paseando por… «Austria»

Pasearás a lo largo de toda la calle Úri (Úri utca) hasta llegar a la Iglesia de Santa María Magdalena (Mária Magdolna Torony), la Estatua de San Juan de Capistrano (Kapisztrán Szent Janós-szobor) y la Plaza de Kapisztrán (Kapisztrán tér), construida en su honor. También, encontrarás el Museo Militar de Historia (Hadtörténeti Múzeum).

En segundo lugar, esperamos que hayas tomado nota porque tu recorrido continúa hacia mano derecha, paseando a lo largo de toda la calle Úri (Úri utca) por delante de las coloridas casas que te harán teletransportarte a la antigua Austria. Algunas de ellas conservan sus antiguos portones y fachadas originales supervivientes de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, y hasta en algunas viviendas conseguirás ver detalles medievales.

También pasarás por delante del Antiguo Ayuntamiento de Buda (Budai Városháza), un enorme edificio de estilo barroco con dos patios. En su fachada, verás una imagen de Atenea, diosa griega de la sabiduría, estrategia, batalla y arte, en una de sus esquinas adornada con el escudo de armas de la ciudad de Budapest.

Actualmente, este edificio (Collegium Budapest), es el Instituto de Investigación Avanzada que promueve la cultura y las ciencias otorgándoles reconocimiento internacional. Diseñado inicialmente por el arquitecto de la corte Venerio Ceresola a principios del S. XVIII, fue pasando por manos de otros compañeros de su gremio y se incorporó al  edificio una capilla en el segundo piso (por Johann Hölbling), el ala, los miradores y una balaustrada de piedra con urnas barrocas (por Mátyás Nepauer).

También, se construyó el edificio blanco con la singular torre de reloj verde ubicada frente al Hotel Burg (por György Jánossy), que originariamente era la casa de un diplomático. Durante los ataques de la Segunda Guerra Mundial, el edificio resultó seriamente dañado y, con los años, ha sido restaurado.

Iglesia de Santa María Magdalena

Al final de la calle, encontrarás la Iglesia de Santa María Magdalena (Mária Magdolna Torony, muy cerca de ella encontrarás la Estatua de San Juan de Capistrano, que fue un fraile franciscano que mostró su máximo apoyo y desarrolló una campaña de máxima actividad para la Europa Oriental ante las numerosas invasiones otomanas. Su nombre da lugar a la Plaza de Kapisztrán (Kapisztrán tér), donde se encuentra un calendario de bronce que muestra la cronología de los reyes de Hungría.

La Iglesia de la Magdalena fué construida durante el S.XIII, en honor a Santa Maria de Magdalena. En ese siglo, en la zona del castillo había dos iglesias, la Iglesia de Matías y la Iglesia de Santa María Magdalena. A la primera asistían los alemanes que habitaban, mientras que a la segunda los húngaros. Como muchas de las iglesias en Budapest, ésta sufrió de distintos cambios en las épocas debido a las continuas guerras, conquistas y cambios de gobierno.

La única torre que la compone, la conocida Torre de Buda, sobrevivió a toda invasión y ataque de guerra, conservando gran parte de su estructura original. Además, ésta conserva (por disposición de los ciudadanos húngaros), en toda su arquitectura y en parte de los edificios de alrededor, las marcas de metralla de la Revolución de Hungría del año 1956 contra el dominio soviético.

Actualmente, la torre puede ser visitada, aunque dentro únicamente se puede acceder pagando la entrada.

Parte III: Explorando el mirador más bonito de Budapest

Seguidamente, cruzarás la Plaza de Kapisztrán (Kapisztrán tér), pasarás por enfrente del Museo Militar de Historia (Hadtörténeti Múzeum) y girarás a la derecha, atravesando toda la calle Országház (Országház utca). Ahí encontrarás la Estatua de la Santísima Trinidad (Szentháromság-szobor), que da lugar a la Plaza de la Santísima Trinidad (Szentháromság tér), construida para recordar las epidemias de peste de 1691 y de 1709. Ésta, sin lugar a duda, es uno de los lugares más bonitos del casco antiguo de Buda ya que es el corazón del barrio del Castillo porque se encuentra rodeada por Iglesia de Matías (tyás templom) y el Bastión de los pescadores (Halászbástya).

Iglesia de Matías

En el S. XIII, el primer rey de Hungría, Esteban (I. István károly), ordenó construir la espectacular Iglesia de Matías como la iglesia de la realeza. Un dato curioso es que durante los siguientes reinados, cada rey fue añadiendo, extendiendo o modificando alguna parte de la iglesia a su propio estilo, gusto y antojo; de hecho se convirtió hasta en una tradición que fue religiosamente seguida hasta el rey Béla IV. Todos y cada uno de los granitos de arena que aportaron a la famosa iglesia siguieron el estilo arquitectónico que se llevaba según época del reinado del monarca, el primer estilo que adoptó fue el estilo barroco y, más adelante, después de una segunda destrucción, en estilo neogótico. Por ese mismo motivo podrás apreciar un mix de estilos, así como arcos románicos, partes barrocas y otras más bien neogóticas.

Como otras iglesias en Budapest, durante la época de la invasión turca, también pasó a ser una mezquita, durante unos 150 años, de lo que a día de hoy todavía queda algún rostro. Su nombre es en honor al conocido rey húngaro Matias Corvin.

Bastión de los pescadores

Después de visitar la bella iglesia, te enamorarás del Bastión de los pescadores, un monumento neorrománico  construido en 1895. Su diseño, realizado por Frigyes Schulek, fue en honor a la Cofradía de los pescadores y cuenta hasta el más mínimo detalle así como que consta de siete torres que representan a las siete tribus magiares que dieron origen a Budapest en el año 896, además también cuenta con la Estatua de San Esteban (Szent Istvan – szobor), el primer rey de Hungría y que la convirtió al Cristianismo. Además, está ubicada justo donde tiempo atrás se encontraban las antiguas murallas del pueblo de Buda y tras la plaza medieval, donde tiempo atrás se vendía pescado. En nuestra opinión, es el mirador más bonito de toda Budapest.

Parte IV: Terminando la ruta al antiguo camino hacia Viena

Finalmente, cogerás la calle de la Fortuna (Fortuna utca) que desemboca en el  Ministerio Nacional de Archivo de Hungría (Magyar Nemzeti Levéltár Országos Levéltára) y la Puerta de Viena (Bécsi kapu).

Puerta de Viena

Así pues, en cuanto termines de hacer tu maravilloso book de fotos en este mágico lugar que parece sacado de un cuento de hadas, bajarás por la calle de la Fortuna (Fortuna utca) que desemboca justo enfrente del reconocido Ministerio Nacional de Archivo de Hungría (Magyar Nemzeti Levéltár Országos Levéltára).

A su lado encontrarás y cruzarás la famosa Puerta de Viena (Bécsi kapu). Éste era el antiguo acceso hacia la capital austríaca, se trata de uno de los edificios históricos más representativos  de la historia húngara. Cuando Hungría fue ocupada por los otomanos, la renombraron como “Becs Kapuszu” y, tras la liberación otomana de Buda, cambió nuevamente su nombre a a  “Zsidó-kapu” (que significa “Puerta Judía”); actualmente, es conocida como Puerta de Viena. Cabe resaltar que en 1896, cuando Hungría pertenecía al Imperio Austro-Húngaro,  la puerta fue totalmente demolida. Sin embargo, en 1936, el sitio fue reconstruido en conmemoración al 250 aniversario de la Recaptura del Castillo de Buda.

Durante la reconstrucción, diseñada por el famoso arquitecto húngaro Jenő Kismarty-Lechner, se añadieron detalles simbólicos que no existían en la estructura original. Desde la parte superior de la puerta (a la que se puede acceder de manera gratuita) se tienen vistas increíbles tanto de las colinas de Buda, como del esplendor del Danubio y de la zona de Pest. Es un sitio aún poco turístico, ya que parece estar escondida porque la eclipsan la Iglesia de Matías y el Bastión de los pescadores; por lo que es habitual que los visitantes giren sin verla. No obstante, merece ser incluido en cualquier paseo por la capital húngara.

Puerta de Viena Budapest que ver en Bastión de Perscadores

Y al fin terminas nuestro recorrido favorito por el Barrio del Castillo de Buda. Un lugar que como has podido ver, no tiene desperdicio y del cual tomarías miles y miles de fotos hasta llenar la memoria de tu smartphone. Ahora ya puedes tomarte un buen descanso y seguir visitando esta ciudad llena de secretos, historias y aventuras. ¡Esperamos que te haya servido de gran ayuda! 

Si tienes alguna duda o cuestión a comentar, te animamos a que nos escribas tu consulta en los comentarios.

¡Estaremos encantados de responderte!

Si te gusta nuestro contenido y quieres estar al día de todas las novedades de la ciudad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

... ...